el salario en la entrevista de trabajo

Cómo abordar el tema del salario en la entrevista de trabajo

27/02/2019  |   Currículum  |   Blog Candidatos

¿Por qué estás interesado en este puesto de trabajo? ¿Cuáles son tus fortalezas? ¿Tienes experiencia en un puesto similar? ¿Estás habituado a trabajar en equipo? Éstas son algunas de las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo, pero también pueden surgir otras especialmente delicadas y tal vez incómodas: ¿Cuánto esperas cobrar? ¿En qué franja salarial te encuentras actualmente? Y si por el contrario el entrevistador no habla sobre el sueldo ¿abordamos nosotros el tema?

El dinero es importante en un proceso de selección, tanto si la pregunta la formula el entrevistador como si nos vemos forzados a sacar el tema nosotros (aunque es recomendable no precipitarse y esperar). Existe cierta inseguridad cuanto a que la respuesta haga pensar que nos estamos sobrevalorando al pretender un salario por encima de la media, o por el contrario que podamos parecer desesperados y al final de la negociación nos encontremos con un sueldo por debajo de nuestras expectativas.

En la mayoría de ocasiones la cuestión se zanja con un comentario por parte del entrevistador aclarando que se pagará según convenio. Si tenemos que responder pero no nos hemos preparado bien la respuesta o no nos sentimos cómodos, lo políticamente correcto es decir que se espera cobrar en relación a nuestra aportación a la compañía. Pero otras muchas veces, y cada vez más, el salario está sujeto a negociación por ambas partes ¿Cómo abordar entonces el tema salarial?

Para poder contestar con acierto lo mejor es tener una cifra pero siempre sin perder de vista el objetivo: mostrar interés por la oportunidad que supone este nuevo empleo ¿verdad? Solo con un proceso favorable en todos los aspectos llegaremos al punto de la negociación.

Estrategia. El salario en la entrevista de trabajo

El objetivo es llegar a la entrevista con una cifra de remuneración clara y conocer el salario estimado para el puesto al que se opta. Pero conviene esperar. Dejemos que sea el entrevistador quién plantee el tema. Si no se habla sobre el salario y realmente es un factor que se desea conocer antes de seguir adelante con el proceso, siempre tendremos la oportunidad de preguntarlo cuando el técnico de selección nos inquiera sobre nuestras dudas.

Existen herramientas conlas que conocer la franja salarial en la que deberíamos movernos, pero también podemos consultar ofertas similares en los portales de empleo, en redes sociales profesionales o preguntar a otros trabajdores del sector a quienes conozcamos. Debemos tener también en cuenta el tipo de empresa a la que aplicamos (pyme, multinacional, start up… ) así como el valor de nuestro currículum en el mercado (años de experiencia, formación, habilidades vs necesidades de la empresa….)

Con esta información podemos hacernos una idea de la franja salarial en la que movernos, y si además estamos trabajando actualemente nos será de gran utilidad apoyarnos en el sueldo actual para definir el objetivo económico. Si lo que se desea es cambiar de empleo para acceder a puesto de mayor responsabilidad, lo habitual es esperar ganar un 15% – 20% más. Si el movimiento es lateral, es decir que se aspira al mismo puesto en otra empresa, el aumento pretendido podría ser menor. Y si el cambio está motivado por otros factores como la oportunidad profesional, el cambio de domicilio o el interés por el proyecto… tranquilamente podemos partir de nuestro salario actual dado que las pretensiones no son económicas ¡Aunque el margen para la negociación siempre existe!

Llegada la hora tengamos claras tres cifras: nuestro máximo esperado, el mínimo aceptado e intermedio con el que nos sentriríamos cómodos. Si la empresa finalmente y para nuestra sorpresa nos platea un salario inferior al que esperamos, analicemos bien el conjunto de condiciones antes de tomar una decisión. Si nos están ofreciendo flexibilidad horaria de la que nos podamos beneficiar por nuestras circunstancias personales, valoremos el tiempo empleado en el nuevo trayecto,  los beneficios sociales, la posibilidad de desarrollo profesional, opción a revisar el sueldo anualmente…. Tengamos en cuenta las exigencias particulares vs los beneficios del cambio antes de tomar una decisión.

¿Te ha resultado útil esta información? Si quieres más consejos para abordar con éxito una entrevista de trabajo, no te pierdas nuestro artículo sobre Preguntas Trampa. Además, compartimos contigo este interesante InformeRandstadTendenciasSalariales2018

Recuerda, si quieres hacer carrera en el sector jurídico ¡podemos ayudarte!


* Si quieres trabajar en despachos de abogados, notarías, gestorías o inmobiliarias, y crecer con AG4pro, no dudes en enviarnos tu currículum vitae. También puedes seguirnos en LinkedIn y estar al corriente de las nuevas oportunidades de empleo suscribiéndote a las alertas.